11 de Febrero de 2018

ALEXIS ANDARCIA|Queremos democracia, exijamos democracia

Sin duda, la decisión  de la representación opositora en República  Dominicana, fue consecuente, tanto con sus propios argumentos  como con las expectativas  de una gruesa mayoría  del país.

Con total apego a la Constitución,  la exigencia de elecciones  libres y transparentes, desnudó  al régimen,  frente a la comunidad internacional. La conclusión es clara: el régimen no puede participar  (desde hace rato) dentro del marco constitucional democrático.

El argumento que lo precede es: la expresión de la voluntad popular a través del voto, le sería adverso; ergo, no puede someterse a ella, con apego a las leyes y reglas.

Consumado el no-acuerdo, el régimen  decide acordarse consigo mismo y con Zapatero. Anuncia elecciones en abril; por supuesto, no para consultar sino para confirmar.

Entonces,  llegamos a la segunda parte ¿Qué hacer? El llamado G-4 de la MUD se reúne, no para diseñar una estrategia, un plan de acción, en concordancia con el resultado  RD, se reúne para decidir “participar o no” en el mismo proceso y en condiciones rechazadas en RD. No es un juego de palabras…es la palabra en juego.

¿Cómo hacer coherente una cosa con otra? Es decir, no acordar con participar. Puede que sea una estrategia demasiado inteligente para mi imaginación;  como también puede resultar una simple camunina, al estilo Ramos Allup.

Fernando Mires dice, en su opción por participar, que no siempre lo lógicamente formal es lo políticamente adecuado. Lo comparto, no necesariamente para éste  caso.

Pues, lo que se ha vuelto una formalidad, ha sido participar en ese tipo de elecciones.

También,  me ha llegado la opinión  de Simón García quien, en la línea  de la participación,  afirma que “la legitimidad del régimen no se da convalidando un CNE o la ANC. La legitimidad del régimen son las armas”

En realidad, como bien respondió Luis Rivas, nunca había  escuchado semejante torpeza. La legitimidad siempre es dada por la opinión favorable o no de una mayoría  ciudadana. Aun, el uso mismo de las armas.

Por otro lado, para quienes argumentan que la no-participación “no tiene política” les digo ¿Qué tal la defensa de los puntos propuestos por la representación opositora en RD?

Qué  tal construir un FRENTE unitario, partidos, sociedad civil, militares, desalineados del chavismo. No para denunciar unas elecciones  sino un proceso. No para denunciar un fraude sino un sistema electoral.

Qué  tal si elegimos un “Candidato País ” o “Candidato Líder” como plantea Mires, para que recorra el país  con la propuesta de la Venezuela que vendrá. Que, en alianza con la comunidad internacional,  establezca un cerco a esta dictadura  para, finalmente,  salir de ella.

Si queremos  democracia, exijamos democracia…!

 

Periodista

¡SUSCRÍBETE! En tiempos de gran incertidumbre la información clave es esencial…

Tags: , , , , ,

advert
Peliculas Gratis Directorio web Gratis Musica online gratis