8 de Abril de 2018

ALEXIS ANDARCIA|En Venezuela, a la luz de una vela…

Una hora antes de mi despertador biológico, me cortaron la electricidad. Encendí una vela e hice café. El tuqueque bajó conmigo. El grillo de los lados del tanque,  parecía enloquecido. Es sábado.

En estos días,  mi hijo Felipe, un poco contrariado por tener que ir a clases luego de un trasnocho sin luz, con calor y zancudos, me dijo: “Casi no hay carros, mejor me hubiera quedado durmiendo”. A lo cual respondí: “Hay clases”.

Nuestro país ha sido trastocado en sus costumbres, la cotidianidad de sus vidas. La crisis debilita y estira valores y contenedores.

Es impresionante observar la cantidad de caras nuevas, sustituyendo a los acostumbrados profesores. Algunos, parecen estudiantes de los últimos semestres de universidades como LUZ y URBE.

Ya se está haciendo normal el ausentismo de alumnos por causa del trasnocho, producto del racionamiento eléctrico…”administración de carga eléctrica” dijo el gobernador incapaz Omar Prieto.

En mi caso, intento mantener con mis hijos la responsabilidad de asistir al colegio. En primer lugar, para no resquebrajar la costumbre y, por supuesto, su formación; pero, también, porque hay una responsabilidad moral y ética de correspondencia con mis sobrinos, quienes asumen los costos de su educación.

A esta hora, preparo tajadas de plátano con queso, para desayunar, antes de salir al taller a emparapetar la camioneta…esta vez, soportes de motor y bandas de freno.

Por estos días,  he dejado de escribir sobre lo político. No lo hago por censura, ni propia ni del régimen; más bien, por darme un respiro. Tratar de desalojar tanto estrés. Recurro a la poesía:

“Ya no es tiempo de amor con estridencia

Sólo me ocupan besos de emergencia”.

Una canción vive y ronda mi guitarra. El cuatro me hace un guiño…

A veces, imagino el cansancio de mis lectores. Intento colocarme en su lugar; en ese aburrimiento y sobrecarga del “siempre lo mismo”. Asi son las dictaduras, así es el pensamiento totalitario, cotidianamente aburrido e injustamente igualitario en la tristeza.

He llegado a pensar que, embargo a mis sobrinos con tanta realidad. No tengo derecho.

¿Quién soy yo para cargarles tanta desgracia?

Dios los bendiga.

Hoy, hice la segunda a un amigo, quien debía ir a buscar unos medicamentos para la tensión,  las cuales le habían sido enviadas por su hijo mayor, desde Argentina. Anda sin carro y sin posibilidades de arreglarlo, ha mediado plazo.

Ya despertaron las moscas…

Tengo especial placer de compartir un chat con Felipe Pérez Martí; por cierto, un gran hombre; quizás demasiado humano para la política. También, con Alfredo Salgado, Sebastiana Barraez, Tito Nuñez y jóvenes como Cristhian Kloss. Por nombrar sólo algunos.

¡Aún tenemos país…!

A las 6:40am llegó la luz a mi casa. Llegará al país, más pronto que tarde. Amén.

 

Periodista

¡SUSCRÍBETE! En tiempos de gran incertidumbre la información clave es esencial…

Tags: , , , , ,

advert
Peliculas Gratis Directorio web Gratis Musica online gratis